Spain of the Dead, (c) Gabriel Cordero Huertas / Dr. Worst

Spain of the Dead, (c) Gabriel Cordero Huertas / Dr. Worst
Con todo el cariño al equipo de rodaje de Juan de los Muertos

jueves, 8 de marzo de 2018

Igualdad significa ...

En una sociedad altamente competitiva como la actual, competir en condiciones de igualdad. Reconocer la discriminación como tal, y no abanderar la «discriminación positiva» que es el reverso de la negativa, e igual de nefasta a la larga. Retribuir por productividad ... también en la mina, en la guerra, en la construcción, en el deporte ... eliminando las categorías por sexo (ya no podemos hablar de género en este ámbito al menos). Reconocer los efectos nocivos sobre la esperanza de vida y la incidencia del suicidio, formular leyes igualitarias y eliminar la discriminación legal, no imponer versiones sesgadas de paridad a menos que se pretenda tal paridad en todas las profesiones. No permitir ni alentar las ideas extremistas de género en un sentido, a menos que se haga lo mismo en el sentido contrario.

Equiparación salarial ya de las fuerzas de seguridad ...

Es algo realmente necesario. Por cuetiones de Justicia y para impedir sobornos encubiertos y deslealtades. Y es una cuestión de Justicia social y de desagravio con los demás trabajadores.

¡Bajemos el sueldo de todos los cuerpos hasta equipararlos con el más bajo de ellos! Por ley, por razones de dignidad social, por desagravio comparativo y por razones de productividad ...

Yo trabajo ... sin parar

jueves, 9 de noviembre de 2017

Forcadell irá a la cárcel ... y algunos más también

No para de repetirse en diarios últimamente, como una especie de anhelo, que la posible asunción del supremo de todos los casos de la cuestión catalana, podría redundar en una puesta en libertad de los encausados en prisión preventiva y el no ingreso de los miembros de la mesa. Mientras escribo estas líneas están declarando.
Creo que se equivocan, que se equivocan y que cometen un craso error. Ademas dichas opiniones pretenden influir en la decisión de los magistrados, poniendo el énfasis en una cuestión de maquiavelismos o realismo político, pretendiendo que es mejor para normalizar la situación.
Esto no es deseable ni jurídicamente admisible, pues contribuiría a ver, una vez más , que la clase política es tratada con privilegios. Hay mucha gente en las cárceles españolas por mucho menos.
Pero igualmente, creo que no han comprendido muchos, que aquí se está montando un auténtico proceso, a gran escala. Que la estrategia de las «astucias» ha resultado que quién la usaba ha sido el Estado. Se han acumulado pruebas, indicios, grabaciones ... Los acusados, haciendo gala de una estupidez supina, siguen en sus trece públicamente, reincidiendo (peligro de reiteración delictiva), se sabe que han evadido fondos millonarios al extranjero (riesgo de fuga) y además son tendencialmente peligrosos y no muestran el más leve síntoma de arrepentimiento. Antes al contrario, están endiosados. DEBEN SER ENCARCELADOS siquiera para contribuir a que esta «revolución» que no vale ni dos € (puesto que si los independentistas hubieran aportado tal cantidad, el poco honorable expresidente Mas, venido a menos, podría pagar su fianza) se aplaque. Sacarlos no será visto como una muestra de buena voluntad no aplacará las iras de nadie. Al contrario, a los excarcelados  se les recibiría como héroes tumultuosamente. Sentirían que se salen con la suya una vez más y seguirían estirando la cuerda. Poco importa que estemos ante una Rebelión o ante una conspiración para la misma. Yo creo que lo primero, y la violencia ejercida, no necesariamente requiere de armas, se ejerce en las aulas, en la calle, en la discriminación que en Cataluña ha sido normalizada.
Forcadell, a la cárcel, con los tuyos, y sin privilegios, llora desde allí como ya te hemos visto, llora de engreimiento y rabia.

domingo, 29 de octubre de 2017

Halloween 2017: La familia Puigdemonster


Justo cuando creías que no podía ser peor ... llegaron ellos

Halloween 2017: El horror de otro mundo


Ano Gabriel Conseguirá la independencia por la cara, pero con implicaciones geopolíticas.





Por el derecho a la libertad de género en el uso de los sustantivos. Los nos feminazis nos reservamos el derecho a masculinizar los nombres hasta ahora, intransigentemente femeninos, como nos venga en gana, para huir del matriarcado opresor.

Entrando en materia, el líder feminaçi, Ano Gabriel, ha amenazado con acudir a instancias internacionales mostrando la «nueva cara de España». Ante este giro de los acontecimientos, teniendo una «cara tan dura», como se han apresurado a manifestar algunos líderes del mundo civilizado, la opinión española ha dado un vuelco. «Por favor, no» dicen los encuestados en toda España, «esa no es de España», o «Catuluña no es España, ¡expulsión!» . Tensando más la situación, la expresidente Carla Puigdemonster ha amenazado con declarar que «Cataluña es España, y Portugal también» en una ofensiva diplomática que los analistas geopolíticos internacionales ya consideran el inicio de una invasión en toda regla de la Península Ibérica,  que pretendería reinstaurar el imperio catalanorromano como Estado hegemónico mundial.

Las reacciones no se han hecho esperar, el presidente de la Galia Narbonensis, Emmanuel Macron, ha recordado que «somos hijos de Astérix» y que antes del Imperio Catalón «hubo una floreciente cultura celta, incluso celtíbera, que no ha renunciado a sus derechos históricos» y que «algún día volverá».  El presidente de Vasconia ha protestado ante estas declaraciones «siempre se olvidan de que somos el primer pueblo de Europa» , Macron ha reconocido ciertamente «no se quién es ese ni de que pueblo habla».
Pero la crisis no queda ahí, diversas regiones Italianas se han aunado para pedir decidir en referendum quién, si alguno de ellos, es heredero del imperio de Augusto, para definir su postura ante la expasión catalana que ya amenaza todo el Mediterráneo «que por algo se llamó Marenostrum» han indicado los italianos. Por su parte, el ministro de asuntos de exteriores de Suiza, Didier Burkhalter, se ha manifestado en el sentido de que «es una alegría que nosotros nunca hayamos sido un auténtico país» y ha postulado «por ello estamos a salvo de estas conflagraciones fraticidas». El primer ministro belga Charles Michel, ha solicitado formalmente la anexión a la Galia Céltica «o in extremis la vuelta al Imperio Español», pero su resolución no prosperará porque cuenta con la oposición de la mayoría de la población, de origen musulmán, que prefiere esperar al «inminente resurgimiento de Al-Andalus». El presidente de USAlandia, Patoso Donald Trump, solo ha dicho que «desconozco donde se encuentra Catalonia exactamente, un presidente serio no puede hablar en estas circunstancias» y ha solicitado ayuda del departamento de educación para que le preste un profesor de Geografía e Historia, aunque ha precisado «creo que hay un mar entre nosotros, así que de momento no se plantea la construcción de ningún muro» ha dicho «bastará con algunas minas». El presidente de la popular República Popular de China, Xi Jinping, ha manifestado que ante esta crisis internacional sin precedentes, «haremos lo que mejor sabemos hacer, fabricaremos productos accesibles a la economía de todos» y ha continuado «al fin y al cabo, nuestro país en el otro extremo del mundo puede vivir a su bola, como ha hecho durante los últmos 3000 años mientras estos occidentales pretendían darnos lecciones de estabilidad y prosperidad». Mientras tanto, el presidente de Ucronía, Petrodólar Poroshenko, incomprensiblemente sigue reclamando su entrada en la Unión Europea («¿dónde está eso?» ha preguntado con asombro Jean-Claude Juncker), y dice que Ucronía está cada vez más cerca de Europa, porque «hemos conseguido exportar nuestros modelos de corrupción, retronacionalismos genocidas, enfermedades históricas de categoría nietzscheana 4 y de gobierno oligárquico, ademas de que nuestras pornstars marcan tendencia» ante tales avances, ha dicho «no se puede mantener ya la existencia de diferencias entre Europa y Ucronía». Por su parte, el presidente de Rusia Vladimir Putin se ha expresado en estos términos: «buff, que hartura de Occidente, es que es siempre lo mismo» y después «nosotros conque no se comentan más crímenes en Crimea, tenemos bastante de momento, nos sentaremos a esperar y si estos occidentales germanófilos comienzan otra guerra mundial, Rusia la ganará, como ha hecho siempre».
Pero las últimas reacciones conocidas  que son ya tendencia (trending topic  que diría Almodóvar) en la redes sociales (que diría todo el mundo) son las manifestaciones de Kim Jong-un que ha precisado «no tendremos bombas para tanto gilipollas» y de la Santa Sede «esto no lo arregla ni Dios».

Ultima hora: los agentes Mortadelo y Filemón han sido relevados de sus puestos porque se ha comprobado su origen catalán, «eso explica su comportamiento en el pasado» ha dicho Rafael Catalá.